lunes, 9 de febrero de 2015

SIMA DEL CONILL (BOCAIRENT)

   La sima del “Conill” se encuentra al N. de la  sierra de Mariola, en el término de Bocairent. En el paraje denominado el Salt de Alcoy.
    La pequeña  boca de la sima está cerrada con una tapa de desagüe, que la hace todavía más estrecha, así mismo impide el paso de eventuales murciélagos que podrían instalarse en ella.
   La cavidad está equipada con parabolts  y espit, siendo necesaria una cuerda de unos setenta mts., también alguna cinta para anclar en natural. 
  Una vez superada la estrecha boca sin el equipo de verticales, procedemos a ponérnoslo en la inclinada rampa de unos veinte mts., de donde nos encontramos.
   Aquí vemos un parabolt  y con una cinta a un puente de roca que está en un bloque, procedemos a montar la cabecera. Bajamos por el corredor de la rampa hasta la próxima vertical de 8,60 mts., el cual está instalado con dos espits.
   La vertical, nos sitúa en un puente natural, este da acceso al siguiente pozo de unos 12 mts. Aquí ya veremos unas bellas formaciones como anticipo del resto de la cavidad. Descendemos por ellas con cuidado de no rozar la cuerda en las estalactitas que hay sobre nosotros.
   Seguimos el descenso y enseguida vemos en la pared de enfrente otro espit, para montar un desviador que nos dejara sin problemas, en el fondo del pozo. Aquí nos quitamos el material de verticales para recorrer la cueva con más comodidad, debido a un estrecho paso entre las dos salas principales.


   Una vez al pie del último pozo, muy concrecionado, vemos una salita muy pequeña pero muy bella, a la que le dedicamos un tiempo en su exploración, con el sumo cuidado en todos nuestros movimientos, por la fragilidad de sus formaciones, todas ellas, de una gran belleza y colorido.

    Una vez explorada, bajamos una rampa resbaladiza y vemos una gran sala con muchísimas estalactitas de más de 1 mts. de longitud y muy finas,  de unos 5 mm de grosor. Evitando tocarlas debido a su fragilidad, para disfrute de otros espeleólogos que visiten esta cavidad en el futuro.
    Seguimos descendiendo y llegamos a una gran sala, conocida por la “Sala del Balcón”, llamada así, porque un gran escalón de más de 1 metro aproximadamente, la divide por la mitad, este se baja sin problemas, mientras seguimos disfrutando de los diversos tipos de formaciones, entre ellas varias excéntricas blancas de gran belleza. 
   Al fondo y a la izquierda vemos un pequeño paso más incomodo que complicado, que al pasar, nos deja en otra sala descendente, más pequeña que la anterior, pero de gran belleza también. Aquí vemos el suelo desfondado, que cedió y se derrumbo algo más de 1 mts.,  arrastrando consigo algunas formaciones  grandes, que yacen entre los cascotes soldadas al nuevo suelo de la cavidad.  
Sala del Balcón
    Se aprecian claramente las diversas capas calcáreas del suelo, testigos de siglos de lenta labor constructiva de la naturaleza y derribadas violentamente por ella misma. Al fondo de esta sala ya solo hay arenas y cascotes siguiendo hasta el final de la cavidad por una gatera embarrada. Nosotros nos ahorramos el trámite y seguimos disfrutando y fotografiando estas dos bonitas salas.
    Y aquí acaba la visita a esta pequeña pero bonita e interesante cavidad.  


Trazado de Bocairent a la boca de la sima
Texto: Pedro Herrero y José Luis Bernabé
Fotografía: Francisco Abenza y José Luis Bernabé  


No hay comentarios:

Publicar un comentario